Obra de teatro con Títeres:                                                                               (la lúdica y su aplicación)

  

EL LORO, ENTRE EL PERRO Y EL GATO…  

 

Escenario: un teatrino, ambientado como una granja.

 

ESCENA 1.

Aparece revoloteado el loro… y se dirige, un tanto, preocupado, a los niños presentes, haciéndole una pregunta:

-¿Niños, no han visto por aquí a un terrible gatito?-

Loa niños le gritan: -¡No ¡¡No lo hemos visto ¡-

Y el loro continuo: -¿Y a un osco perrito?

Los niños vuelven y responden: -¡No¡ ¡No¡

El loro da un salto… y sale del escenario.

 

ESCENA 2.

Muy sigiloso, aparece el gato. Mira extrañado  con desconfianza a los niños. Y les pregunta: -¿no han visto a un malvado perro?-.

Los niños gritan: ¡No ¡ ¡ No ¡-.

El gato, los encrespa y  les grita:-¡mentirosos, yo sé que lo han visto, pero me quieren engañar …sé que él está escondido entre ustedes… díganle que jamás me dejare ganar y atrapar de él¡-.

Sale el gato de la escena dando un brinco… desapareciendo de la vista de los niños. 

 

 

ESCENA 3.

 

A parece el perro, un poco agitado, aúlla y luego ladra. Le pregunta a los niños:-¿han visto a mi amigo el loro?-.

Los niños, todos al unísono, le contestan que sí. Y el perro, brinca de la alegría y les pregunta nuevamente:-¿por dónde lo vieron? ¿y para dónde cogió?-.

Ellos le señalan el sitio por donde salió el loro… y él les vuelve a preguntar:- ¿y han visto al gato malvado?-. y ellos responden que sí.

-¿y qué les dijo?-. De nuevo, les pregunto él. Y los niños, en una sola voz gritaron:-¡que no se va a dejar atrapar de t¡¡-.

Entonces el perro les dice:- si lo ven, no le digan que yo estuve por aquí. lo he estado buscando, porque él quiere atrapar a mi amigo el loro para engañarlo… y tal vez comérselo… ya saben, nada de ponerlo sobre aviso… yo confió plenamente en ustedes, no me vayan a defraudar traicionándome…

El perro, mira para ambos lados y, sale del escenario.

 

ESCENA 4.

 

Hace, nuevamente, su aparición el  loro, y grita: - ¡Auxilio¡  ¡Auxilio¡ ¡me atrapa ese malvado gato¡  ¡Ay¡  ¡Ay¡  ¡llamen a mi amigo el perro¡-.

El gato entra por el otro extremo del escenario, y le dice al loro:- yo no te voy hacer ningún daño… solo quiero conversar contigo…-. ¡De que ¡ -. Le grita el loro. ¡No tengo nada de qué hablar contigo, gato mentiroso, y mucho menos sin la presencia de mi abogado¡-.

-¿Y quien es tu abogado, loro miedoso?- un tanto airado, le pregunta el gato.

-Mi abogado es mi amigo el perro…- le contesta el loro.

-¿El perro, ese tipo mañoso y marroñero? -. Le replica el gato. y prosigue:- yo te defiendo, ya se mucho de tu caso-.

 

 

El loro le contesta:- No, no  quiero, ni debo… porque me han contado como eres tú de malvado con tus clientes-. y comienza de nuevo a gritar: ¡auxilio ¡ ¡auxilio¡ ¡sálvenme de las garras de este malvado animal¡-.

El loro huye despavorido y el gato se queda en el escenario. intenta convencer a los  niños que él es un ser inofensivo, noble, que el loro solo es un ser muy desconfiado, lleno de perjuicios, que toda su vida va a pasársela huyéndole a todos los gatos.

ESCENA 5.

De repente, hace su entrada el perro, al escenario, y le grita al gato:

-¡ese loro tramposo, que es un cobarde, no me quiere pagar mis honorarios… y me ha dicho que tú eres un perro de malas pulgas… y te has gastado todo su dinero¡-.

El perro, al no encontrar al loro, les pregunta a los niños:-¿amiguitos, es verdad lo que dice este gato tramoyero?-.

Los niños les responde, gritando todos al mismo tiempo:- ¡No¡ ¡No¡ ¡ese gato es mentiroso¡-.

Y el perro se le lanza al gato. Y ese instante, aparece el loro en la escena… y le dice al perro:

-¡déjalo, que el recibirá su merecido… de otra forma ¡ además, yo no quiero que ustedes se sigan peleando… para que la gente no continúe diciéndole a los niños, que no pelen, porque parecen como perros y gatos… y micho menos por mi.-

El pero se acerca al gato y le extiende su pata, en señal de reconciliación y búsqueda de simpatizar. Seguidamente, los animales se abrazan y salen del escenario justo.

El loro se queda, y les dice a los niños:

-tan hermoso es vivir en armonía con nuestros amigos, compañeros y vecinos… ojala que ustedes sigan siendo unos nuños que amen vivir en armónicamente, que puedan resolver todas sus diferencias sin que lleguen agredirse. Ahora compartan un fuerte abrazo y hasta apronto, amiguitos ¡

Sale el loro del escenario y de inmediato aparece la palabra FIN.

 

Autor: Dalit R. Escorcia Marchena. (Cul)

Abril 24 del 2015.